LOS AMORES DE LA GATA COQUETA
LOS AMORES DE LA GATA COQUETA

Los amigos son ángeles que sujetan tus alas, cuando estas no pueden recordar como volar. Anonimo



Una semilla germinada con amor, será mañana una hermosa flor...

sábado, 15 de marzo de 2014

Cuando los astros se apaguen en el cielo

    
 Espero tu sonrisa y espero tu fragancia
por encima de todo, del tiempo y la distancia.
Yo no sé desde dónde, hacia dónde, ni cuándo

regresarás... sé sólo que te estaré esperando.

En lo alto del bosque y en lo hondo del lago,

en el minuto alegre y en el minuto aciago,

en la función pagana y en el sagrado rito,

en el limpio silencio y en el áspero grito.


Allí donde es más fuerte la voz de la cascada,
allí donde está todo y allí donde no hay nada,


en la pluma del ala y en el sol del ocaso,
yo esperaré el sonido rítmico de tu paso.


Comprendo que de mí ya se ría la gente

al ver cómo te espero desesperadamente.

Cuando todos los astros se apaguen en el cielo,

cuando todos los pájaros paralicen el vuelo

cansados de esperarte, ese día

lejano yo te estaré esperando todavía.


No importa: aunque me digan todos que desvarío,

yo te espero en las ondas musicales del río,

en la nube que llega blanca de su trayecto,
en el camino angosto y en el camino recto.


Niño, joven o anciano, sonriendo o llorando,

en el alba o la tarde, yo te estaré esperando,

y si me convenciera que ese ansiado día

no habría de llegar, también te esperaría.
 


 José Ángel Buesa. 
Recitado por Cristina Yuste

domingo, 2 de marzo de 2014

Soneto de amor


Soneto

Si para recobrar lo recobrado
debí perder primero lo perdido,
si para conseguir lo conseguido
tuve que soportar lo soportado,

si para estar ahora enamorado
fue menester haber estado herido,
tengo por bien sufrido lo sufrido,
tengo por bien llorado lo llorado.

Porque después de todo he comprobado
que no se goza bien de lo gozado
sino después de haberlo padecido.

Porque después de todo he comprendido
que lo que el árbol tiene de florido
vive de lo que tiene sepultado.


Poema de Francisco Luis Bernárdez. 
VOZ: Pedro Bau.

Poema que es un canto al amor,
como tengo por costumbre en este espacio dedicarle.

Solo que en este caso ha sido un dulce detalle
de mi amiga Carmela, con el que me ha obsequiado
por comentario, una de otras tantas de sus delicadezas....

Gracias amiga por el aporte poético,
que siempre te acompaña dejando derramada
la belleza y la sensibilidad que nace
y se crece en el interior del alma..

Atte.
María Del Carmen