LOS AMORES DE LA GATA COQUETA
LOS AMORES DE LA GATA COQUETA

Los amigos son ángeles que sujetan tus alas, cuando estas no pueden recordar como volar. Anonimo



Una semilla germinada con amor, será mañana una hermosa flor...

domingo, 26 de abril de 2009

El discurso del hierro (Chillida)

Semicírculo. Un coro
en donde espuma
interpreta la entrada
que la roca concrea.

El cárdeno concierto
acentúa la errumbre
donde canta la esquirla.
el escolplo, la mano.


Dice la luz
su larga frase
con forma de campana
El verbo del silecio.

El agua. El agua
en su retorno
dialoga con el aire,
interrumpe su cuerpo.

Las columnas. La cimbra
previa al arco. Vibración
que resuena por entre las fisuras
pero no del objeto
sino de quien contempla.

Autor, Luis Luna

Sacados del libro: Territorio en penumbra es lugar en el cual el decir es la herida.
Espacio de cohesión donde lo plástico y lo poético nombran el descubrirmde lo esencial sin caer sólo en aquello que es tangible. Existencial esbozada, contenida, más allá de la linde que separa la palabra del lector. Así, la voz que emana del texto se hace en este silencio interumpido.

Espero os gusten, por la tematica...

lunes, 20 de abril de 2009

En el jardín de la soledad...

A primera hora de la mañana en el comentario de la Gata Coqueta, he recibido esto que asi dice:

Y cómo estoy disfrutando tanto de estos instantes, te regalo un poema, escrito por un mexicano, deseando que siempre tengas semillas para sembrar y cosechar amor en tu jardín personal.
Un besazo Gatita.

Y como me ha encantado aqui os lo dejo para disfrutarlo...

En el jardín de mis amores
donde sembré tantas noches de locura
tantas caricias colmadas de ternura
que marchitaron, dejando sinsabores.

En el jardín de mis amores,
he cultivado romances y pasiones
que con el tiempo se han vuelto desengaños,
que van tiñendo de gris mis ilusiones.

Hasta que llegaste tú,
trayendo nuevas pasiones a mi
vidacon la mirada que alivia mis heridas
con ese beso de amor que no se olvida.
Hasta que llegaste tú,
con la inocencia que aún desconocía
para enseñarme que existe todavía
una razón para ver la luz del día.

Hoy me he vuelto a enamorar
y nuevamente ha germinado la pasión,
en el jardín donde reinó la soledad
nació la flor que hace feliz mi corazón.
Hoy me he vuelto a enamorar
atrás quedaron esos años de agogía
y justo en medio de mi triste soledad
llegaste tú para alegrar el alma mía.

Hasta que llegaste tú,
con la inocencia que aún desconocía.
Con la mirada que alivia mis heridas,
con ese beso de amor que no se olvida.

Hasta que llegaste tú,
trayendo nuevas pasiones a mi vida
para enseñarme que existe todavía
una razón para ver la luz del día.

Hoy me he vuelto a enamorar
y nuevamente ha germinado la pasión,
en el jardín donde reinó la soledad
nació la flor que hace feliz mi corazón.
Hoy me he vuelto a enamorar
atrás quedaron esos años de agonía
y justo en medio de mi triste soledad
llegaste tú para alegrar el alma mía.

(Alejandro Fernández)

Alejandro Fernández Abarca (24 de abril de 1971, Guadalajara, Jalisco. México) es un cantante popular mexicano, ha interpretado exitosamente canciones de distintos géneros que van desde la música ranchera, mariachi, pop hasta la balada romantica e incursionando inclusive en la ópera. Es hijo menor del famoso cantante ranchero Vicente Fernández y de María del Refugio Abarca. Tiene dos hermanos, Vicente y Gerardo, y una hermana, Alejandra. Desde pequeño fue muy apegado a su madre. Creció sintiendo la ausencia de su padre, debido a los compromisos de éste, que lo hacían viajar constantemente.

sábado, 11 de abril de 2009

Antífona

Poemas de
Manuel Machado;


Ven, reina de los besos, flor de la orgía,
amante sin amores, sonrisa loca...
Ven, que yo sé la pena de tu alegría
y el rezo de amargura que hay en tu boca
.

Yo no te ofrezco amores que tú no quieres;
conozco tu secreto, virgen impura;
amor es enemigo de los placeres
en que los dos ahogamos nuestra amargura.

Amarnos... ¡Ya no es tiempo de que me ames!
A ti y a mí nos llevan olas sin leyes.
¡Somos a un mismo tiempo santos e infames,
somos a un mismo tiempo pobres y reyes!

Bah! Yo sé que los mismos que nos adoran,
en el fondo nos guardan igual desprecio.
Y justas son las voces que nos desdoran...
Lo que vendemos ambos no tiene precio.

Así los dos, tú amores, yo poesía,
damos por oro a un mundo que despreciamos...
¡Tú, tu cuerpo de diosa; yo, el alma mía!...
Ven y reiremos juntos mientras lloramos.

Joven quiere en nosotros Naturaleza
hacer, entre poemas y bacanales,
el imperial regalo de la belleza,
luz, a la oscura senda de los mortales.

¡Ah! Levanta la frente, flor siempreviva,
que das encanto, aroma, placer, colores...
Diles con esa fresca boca lasciva...¡
que no son de este mundo nuestros amores!

Igual camino en suerte nos ha cabido.
Un ansia igual nos lleva, que no se agota,
hasta que se confunda en el olvido
tu hermosura podrida, mi lira rota.

Crucemos nuestra calle de la amargura,
levantadas las frentes, juntas las manos...
¡Ven tú conmigo, reina de la hermosura;
hetairas y poetas somos hermanos!
=============

Estos dos premios me los ha regalado la amiga Isis, los voy a compartir con tod@s l@s que por este espacio paséis, os los podéis llevar a vuestros blogs y recibiré una grata alegría.

domingo, 5 de abril de 2009

Cuando éramos niños

Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía.

Luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque era un océano
la muerte solamente
una palabra

Ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en los cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros.

Ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verda
del océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra.

Poemas de
Mario Benedetti