LOS AMORES DE LA GATA COQUETA
LOS AMORES DE LA GATA COQUETA

Los amigos son ángeles que sujetan tus alas, cuando estas no pueden recordar como volar. Anonimo



Una semilla germinada con amor, será mañana una hermosa flor...

domingo, 20 de febrero de 2011

El húmedo vacío de un bostezo



El muro

Ven, yo invito a bebernos uno al otro,
a tragarnos el aire de tal forma
que ninguno quede fuera.

Ven, te invito a derribar la pesadez del muro
que para nada sirve, por ser muro.
Ven, estoy queriendo que tu piel me alcance,
esa piel, qué próxima y distante para mí.

Tiene fuerza de palabras
y dice lo que no dirás ni dices,
cada vez que te vienes, cuando vienes,
si es que vienes.

Apúrate, que ya no queda tiempo,
y en esta espera hay algo que se atrasa.
Apúrate, que como el húmedo vacío de un bostezo
el corazón puede quedar vacío.

Después, ya nada será fácil,
como no es fácil devolver la llama al fuego
que se ahoga en la tormenta.

Por eso yo invito a bebernos uno al otro,
a tragarnos de tal forma que ni el aire
de los aires quede fuera.

Ahora ya puedes entender si grito, muerdo,
estallo y sangro.

Ven pronto, te exijo derribar el muro,
porque todo amor de lejos, si es que existe,
es de cobardes.

Osvalvo Fasolo

domingo, 13 de febrero de 2011

Quisiera ser agua y que en mis olas te bañaras...


Deseo

Yo quisiera salvar esa distancia
ese abismo fatal que nos divide,
y embriagarme de amor con la fragancia
mística y pura que tu ser despide.

Yo quisiera ser uno de los lazos
con que decoras tus radiantes sienes;
yo quisiera en el cielo de tus brazos
beber la gloria que en los labios tienes.

Yo quisiera ser agua y que en mis olas,
que en mis olas vinieras a bañarte,
para poder, como lo sueño a solas,
¡a un mismo tiempo por doquier besarte!

Yo quisiera ser lino y en tu lecho,
allá en la sombra, con ardor cubrirte,
temblar con los temblores de tu pecho
¡y morir de placer al comprimirte!

¡Oh, yo quisiera mucho más! ¡Quisiera
llevarte en mí como la nube al fuego,
mas no como la nube en su carrera
para estallar y separarse luego!

Yo quisiera en mí mismo confundirte,
confundirte en mí mismo y entrañarte;
yo quisiera en perfume convertirte,
¡convertirte en perfume y aspirarte!

¡Aspirarte en un soplo como esencia,
y unir a mis latidos tus latidos,
y unir a mi existencia tu existencia,
y unir a mis sentidos tus sentidos!

¡Aspirarte en un soplo del ambiente,
y así verte sobre mi vida en calma,
toda la llama de tu pecho ardiente
y todo el éter del azul de tu alma!

Aspirarte, mujer... De ti llamarme,
y en ciego, y sordo, y mudo constituirme,
y en ciego, y sordo, y mudo consagrarme
al deleite supremo de sentirte
¡y a la dicha suprema de adorarte!

Salvador Díaz Mirón



Feliz día del amor y la amistad...
Con ternura para mi Gata coqueta

S. Cecilia

Gracias!! Por el afecto que siempre me acercas.
María del Carmen 14/2/11

domingo, 6 de febrero de 2011

Te quiero


Te lo he dicho con el viento,
jugueteando como animalillo en la arena
o iracundo como órgano impetuoso;

Te lo he dicho con el sol,
que dora desnudos cuerpos juveniles
y sonríe en todas las cosas inocentes;

Te lo he dicho con las nubes,
frentes melancólicas que sostienen el cielo,
tristezas fugitivas;

Te lo he dicho con las plantas,
leves criaturas transparentes
que se cubren de rubor repentino;

Te lo he dicho con el agua,
vida luminosa que vela un fondo de sombra;
te lo he dicho con el miedo,
te lo he dicho con la alegría,
con el hastío, con las terribles palabras.

Pero así no me basta:
más allá de la vida,
quiero decírtelo con la muerte;
más allá del amor,
quiero decírtelo con el olvido.

Luis Cernuda