LOS AMORES DE LA GATA COQUETA
LOS AMORES DE LA GATA COQUETA

Los amigos son ángeles que sujetan tus alas, cuando estas no pueden recordar como volar. Anonimo



Una semilla germinada con amor, será mañana una hermosa flor...

sábado, 25 de junio de 2011

La hora que guarda los secretos más preciados

*


Nuestra hora

"Es solo un momento lo que te pido;
una hora tan solo de tu larga vida;
un solo momento para estar contigo;
un momento nuestro, solo TUYO Y MIO,

Que nadie nos mire
y que nadie escuche lo que yo te dijo.
Hagamos la cita para algun paraje
despoblado y solo,
donde no haya gente.
Donde no haya ruido,
donde no perturve nuestro gran momento
ni voz ni sonidos.
Donde solo el eco de tu dulce acento,
musica divina llegue a mis oidos.

Vamonos a un sitio donde estemos lejos;
donde estemos solos y muy escondidos.
En un mundo nuevo, hecho a nuestro antojo;
en un mundo nuestro, solo TUYO Y MIO.

Que nadie le cuente de nuestra escapada,
que nadie le diga que te vio conmigo;
que guarde el secreto de nuestra entrevista,
que guarde el secreto de lo que alli hicimos.

Yo quiero un momento; que tu me concedas
tan solo un instante a solas conmigo.

La vida es tan larga!... Tiene tantas horas...
y es una tan solo lo que yo te pido.

No guardes temores de que se divulgue
que hayas antendio mis insistentes suplicas,
solamente el cielo, que es mundo testigo,
ha de vernos juntos.

Solamente el cielo te vera conmigo!
y yo,por mi parte, me has concedido,
y me ire muy lejos, lejos de tu vida
y de tu camino; y no habra sospechas
de ese gran momento que juntos vivimos....

escrito por Vanesa

sábado, 18 de junio de 2011

Quiero que sepas que me enamoré

*

Podría decirte...


Podría decirte, que me entretuve con la vida en el camino
Que me encontré con un recuerdo de la infancia
Que fui detrás de un cometa y se hizo tarde
Que me perdí entre diez mil manifestantes

Podría decirte que un viejo me invito a ver el alba
Que estuve hablando de negocios con el diablo
Que casi casi vendo el alma por la gloria
Pero al final solo tomamos un café

Podría decirte tantas mentiras algunas tontas otras no tanto
Otras piadosas otras no tanto otras muy lindas y algunas mas para quedar bien
Y tu amor mío al igual que siempre me creerías porque me amas
Pero esta vez sinceramente quiero que sepas que te fui infiel

Podría decirte que tuve un día de esos que no tuve salidas
Que fui a un bar y me bebí todas mis angustias
Que me sedujo una mujer sin apellido
Que no recuerdo ni el color de su cabello
Podría decirte que fue tan solo una aventura de mi cuerpo
Que fui una victima del frío de la noche
Que al fin y al cabo soy un hombre como tantos
¿Quien no engaño a su mujer alguna vez?
Podría decirte tantas mentiras algunas tontas otras no tanto
Otras piadosas otras no tanto otras muy lindas y algunas mas para quedar bien
Y tu amor mío al igual que siempre me creerías porque me amas
Pero esta vez sinceramente quiero que sepas que me enamoré.

Autor Gian Franco Pagliaro

sábado, 11 de junio de 2011

Por eso yo me hice en tangos


Por eso yo me hice en tangos!!


Pido permiso, señores,
que este tango... este tango habla por mí
y mi voz entre sus sones dirá...
dirá por qué canto así.

Porque cuando pibe,
porque cuando pibe me acunaba en tango la canción materna
pa' llamar el sueño,
y escuché el rezongo de los bandoneones
bajo el emparrado de mi patio viejo;
porque vi el desfile de las inclemencias
con mis pobres ojos llorosos y abiertos
y en la triste pieza de mis buenos viejos
cantó la pobreza su canción de invierno.

Y yo me hice en tangos,
me fui modelando en barro, en miseria,
en las amarguras que da la pobreza,
en llantos de madre,
en la rebeldía del que es fuerte y tiene que cruzar los brazos
cuando el hambre viene.

Y yo me hice en tangos
porque... ¡porque el tango es macho!,
¡porque el tango es fuerte!,
tiene olor a vida,
tiene gusto... a muerte;
porque quise mucho, y porque me engañaron
y pase la vida masticando sueños;
porque soy un árbol que nunca dio frutos,
porque soy un perro que no tiene dueño,
porque tengo odios que nunca los digo,
porque cuando quiero,
porque cuando quiero me desangro en besos,
porque quise mucho, y no me han querido;
por eso, canto tan triste... ¡Por eso!

Celedonio Esteban Flores

Recitado por Luciano